Skip to navigation

Skip to content

  • US
  • Finland
  • Australia
  • Slovak
  • Czech
  • Polish
  • Turkish
  • Norway
  • Denmark
  • Sweden
  • Greek
  • Français
  • Italiano
  • Espanol
  • Deutsch
  • English

Castrol Moto

SUSPENSIÓN - ¡PROBLEMA RESUELTO!

La puesta a punto de la suspensión de su moto, considerada, a menudo, ‘magia negra’, no debe preocuparle. Hemos pedido a los expertos de la Escudería Honda Gresini, que participa, apoyada por Castrol, en las competiciones de MotoGP, que nos indiquen la solución adecuada.

suspension4.jpg suspension3.jpg suspension2.jpg suspension1.jpg

El trabajo necesario para ajustar la suspensión de su moto, probablemente, le aterra y, sin duda, el número de ajustes y combinaciones le parecerá infinito. Pero, al adaptar la conducción a su etilo personal se sentirá sumamente satisfecho y podrá ahorrar, además, mucho dinero. Razones que nos han impulsado a preparar esta Guía Simplificada de Instrucciones. Para empezar, tendrá que medir la flexión estática, tanto en la parte delantera como la posterior de su moto. Estos valores son la cota de referencia que debemos averiguar exactamente antes de continuar realizando los ajustes.

Suspensión trasera

En primer lugar, levante la rueda trasera hasta que no pueda subirla más, pero, no la suba tanto que el neumático deje de estar en contacto con el suelo. Mida la distancia entre ambos puntos – recomendamos medir la distancia entre el eje de la rueda y algún componente instalado en la parte trasera de la moto, que podemos localizar fácilmente – y anote la longitud que ha medido. A continuación, pídale a un amigo que sujete la parte trasera mientras usted salta una y otra vez sobre la moto. De este modo, la suspensión vuelve a su posición de reposo. Su moto debe quedar más baja que cuando la levantó al máximo. Mida la diferencia entre ambos puntos y encontrará el valor de la flexión estática.

Suspensión delantera

De nuevo, levante la parte delantera al máximo y mida la distancia entre el eje de la rueda y el extremo inferior de la horquilla. A continuación, haga subir y bajar las horquillas, y déjelas recuperar su posición natural de reposo antes de volver a medir. Busque un valor entre 20 y 30 mm de flexión estática, tanto en la parte posterior como la delantera. Si ha conseguido el valor indicado, anude un cable alrededor del vástago deslizante de la horquilla para medir la distancia que la horquilla recorre al frenar. En condiciones ideales, verá que aún quedan entre 10 y 15 mm de vástago hasta que la horquilla alcanza el tope del recorrido

Una vez realizadas las mediciones, veamos algunos problemas con los que podemos tropezar y como puede resolverlos. Recomendamos realizar todas las mediciones el mismo día. Realice los ajustes y, después, váyase a dar una vuelta en la moto y siempre por el mismo recorrido. Regrese, anote las diferencias que haya observado y repita las mediciones. Procure completar todos los ajustes el mismo día, y repetir siempre con la moto el mismo recorrido. Así, evitará realizar los ajustes cuando las condiciones meteorológicas han cambiado.

Para resolver problemas corrientes

Si las horquillas tocan fondo, o rebotan, o los frenos chirrían: Hay que aumentar la precarga, para apoyar más a las horquillas. Después de algunas vueltas en la moto, compruebe la posición que ocupa el cable anudado al vástago. ¿Está cerca del extremo inferior de la tija de la horquilla o ha llegado más abajo de los 10-15 mm "ideales" de recorrido sobrante que deseamos conseguir?. En tal caso, quizás quiera aumentar un poco la compresión y reducir el rebote. Si todo sale bien, podrá solucionarlo y, en el peor de los casos, quizás tenga que instalar muelles más duros en las horquillas o utilizar un lubricante para horquillas más denso.

La moto “se baja de zaga”: Debido, normalmente, a que la suspensión trasera de la moto es demasiado blanda y se aplasta con la fuerza del arranque. Hay que aumentar la precarga de la suspensión trasera, una vuelta de cada vez y agregar, además, algo de compresión. Si así no consigue resolver el problema, hay que retrasar el rebote de la parte trasera. Si no consigue resolverlo, necesita, probablemente, un muelle trasero más duro. Si la moto es un poco vieja o la han utilizado a tope, quizás tenga que reparar el amortiguador.

Si la moto es subviradora o no sigue el trazado de la curva, al virar en una esquina: El ajuste de la moto es demasiado alto en la parte delantera. Hay que aumentar el rebote o la altura de la parte trasera. Si la moto no tiene un sistema para ajustar la altura, hay que aumentar la precarga trasera. Pero, hay que hacerlo con cuidado, porque, si aumenta demasiado la altura de conducción, o la precarga, puede provocar....

Menor agarre y, por lo tanto, tracción de la rueda trasera: Reduzca la precarga una vuelta y después, disminuya la compresión girando hasta que oiga un par de chasquidos.

Si la moto se baja de zaga, es subviradora y la parte trasera parece que va demasiado suelta, se debe a que conduce la moto, probablemente, casi al límite. Hay que conducir la moto siempre adaptándose a las condiciones de la carretera y los límites de velocidad, para mayor seguridad.

Finalmente, la forma como ajusta su moto es algo personal. Ya sea la flexión estática o el rebote de la parte trasera, debe buscar siempre las condiciones que se ajusten a su forma de conducir.

Consejos Importantes

• ¡Compruebe las presiones de los neumáticos! La presión inadecuada de los neumáticos crea más dificultades al conducir que un mal ajuste de la suspensión.

• Si cree que su moto funciona perfectamente, no la ajuste. ¡No lo necesita!.

• No crea que, al introducir cambios, afectará de forma sumamente negativa la conducción de su moto: Las motos corrientes de carretera no son tan imprevisibles ni tienen la sensibilidad de una moto de carreras. Por lo tanto, los cambios, aunque sean importantes, no convertirán a su moto en algo que no sea capaz de conducir. Además, los componentes de la suspensión se han diseñado para funcionar en condiciones muy variadas: en pavimentos húmedos o secos, con una o dos personas a bordo.

• Si quiere ajustar la suspensión, olvide cualquier preocupación: Cuando quiera, puede utilizar de nuevo los ajustes normales indicados en su Manual del Usuario.

• ¡Anote las cosas! ¡Es muy importante! Anote los valores del ajuste inicial y los cambios que haya introducido.

• Procure que un amigo le acompañe para ayudarle a mover la moto de un sitio para otro.

Jerga de Moteros

Precarga: La cantidad de tensión que se ajusta en un muelle antes de aplicar una carga (el peso del motorista o la fuerza de la frenada). Sin precarga, la moto cedería demasiado por su propio peso y los muelles apenas podrían moverse.

Amortiguación del rebote: Controla como los muelles rebotan o el rebote, después de comprimirlos. Sin la amortiguación, la moto le despediría del sillín, al pasar hasta sobre los baches más pequeños.

Amortiguación de la compresión: Controla la velocidad con que se comprimen los muelles al cargarlos. Por ejemplo: Al frenar, acelerar o pasar por encima de badenes. Si aumenta demasiado la presión de amortiguación, la conducción resulta dura e incómoda, pero, si disminuye mucho la presión de la amortiguación, la moto avanzará dando tumbos de un lado a otro.

Horquillas Delanteras:

Dispositivos para ajustar la precarga: Situados en la parte superior de las tijas de la horquilla, se necesita, normalmente, una llave de 14 ó 17 mm para ajustarlas. Se ajustan vuelta a vuelta y midiendo los anillos rotulados en la parte visible del mecanismo de ajuste.

Amortiguación del rebote: Los conectores roscados de cabeza perdida situados en la parte superior de la horquilla permite ajustar el rebote. El ajuste se mide por vueltas o medias vueltas. Algunos conectores producen un chasquido, que oiremos al accionarlos, y permiten contar fácilmente las vueltas.

Amortiguación de la compresión: Se ajusta mediante un tornillo pequeño situado en la base de cada tija de la horquilla. Al igual que para el rebote, se ajusta contando medias vueltas. Hay que ajustar la misma cantidad de vueltas en cada tija.

Amortiguador Trasero

Mecanismo de ajuste de la precarga: En el amortiguador trasero, encontrará una pieza que parece un anillo. En algunos casos, se encuentra instalado en la parte inferior, pero, casi siempre, podrá verlo en la parte superior del amortiguador. Para ajustar, tendrá que utilizar la llave de gancho para tuercas incluida en su juego de herramientas. Compruebe siempre cuidadosamente el valor del ajuste normal en su Manual del Usuario.

Amortiguación del rebote: Este es normalmente un mecanismo de ajuste roscado, instalado, también, en la parte inferior del amortiguador, por lo que su ajuste resulta un poco difícil.

Amortiguación de la compresión: Se realiza mediante un tornillo pequeño instalado en la parte superior del amortiguador o en un depósito separado. Si su amortiguador lo incluye, permite regular la presión de amortiguación.

Altura de conducción: Algunas motos deportivas modernas quizás no incluyan este mecanismo que utiliza una tuerca roscada de ajuste situada o bien en la parte superior o en la inferior del amortiguador, que permite levantar la parte trasera de la moto y facilita accionar rápidamente los manillares de la dirección, al aumentar el peso que actúa sobre la parte delantera. Muchos amortiguadores disponibles en el mercado de ocasión incluyen este sistema de ajuste.